jueves, 31 de julio de 2008

El ramo de la novia

El ramo de novia se ha convertido en un accesorio más del conjunto de la novia. Cada vez se le presta más atención y se intenta integrar y combinar con el vestido. Unos consejos para no fallar en la elección.
Hay varios tipos de ramos:


Bouquet: es el ramo más tradicional, el de toda la vida. Es redondito y suele ir montado en estructuras de alambre. Las hay de diferentes colores y la tendencia es que se vean entre las flores. Otra tendencia es poner cristales de Swarosky en las estructuras que combinen con el color de las joyas. Este tipo de ramo es el que escogió Marta González.


Dentro de los bouquets, están los que tienen flores sencillas y con aire campestre, como el de Inés Sastre.


Cascada: es uno de los más modernos y de los que más llevan las celebrities. Es el caso de Paula Echevarría, con orquídeas y buganvillas.




De antebrazo: son los más fáciles de llevar porque sabes cuál es su posición exacta, pero son también los más cansados. Se colocan en el antebrazo, como indica su nombre. Es la elección de Laura Ponte.



De tallo: ramillete de flores con el tallo muy largo para poder coger el ramo. Es la opción de Victoria de Borbón-Dos Sicilias.



El tipo de ramo debe seleccionarse en función de varios factores.

  • Físico: para las altas ramos grandes y voluminosos mientras que para las más bajitas ramos más pequeños acordes con su estatura. Como norma general, el ramo nunca debe ser más ancho que la cintura
  • Color de pelo y tono de piel: los colores llamativos como el fucsia están indicados para chicas castañas o morenas y de tez oscura, mientras que las rubias estarán más favorecidas con los tonos pastel.
  • Tipo de vestido: para los vestidos sencillos y de líneas sobrias opta por ramos llamativos para crear contraste. Sin embargo, con vestidos más recargados quédate con ramos más sencillos, cediendo el protagonismo al vestido. Si el vestido tiene cola o llevas mantilla, el ramo tendrá que tener un poco de caída, (en proporción con la estatura). Ojo a los colores: no deben matarse con el del vestido.

Dos de las novias famosas más atrevidas con sus ramos son la princesa Mette Marit de Noruega (con una guirnalda trenzada) y su cuñada la princesa Marta Luisa de Noruega (con un ramo con forma de corazón).






Una obsesión que veo cada vez más en las novias es la combinación del color del ramo con todo: la corbata del novio, los lazos del coche, las flores de la iglesia, del restaurante....En algunos casos puede resultar bonito y en otros más bien empalagoso. Este el caso de Alejandra Prat, que escogió un color pastel, el azul, que combinaba con la corbata de su novio.


¿Qué opináis? ¿Preferís ramos atrevidos o clásicos?
Fotos Telva.

5 comentarios:

thesil dijo...

Buf!Yo tengo un dilema absoluto con este tema. Me caso en octubre y no tengo ni idea de cómo quiero el ramo!!!

Lapija dijo...

Muchisimas gracias por este post. Se casa una amiga en Octubre y le prometi regalarle el ramo, pero no sabemos cual escoger. Haber si tu post nos aclara un poco.

besitos

Bimba y Laura dijo...

Thesil, Lapija: lo primero que hay que escoger es la forma, luego las flores y por último el color. Si tenéis mucho lío recordad que las rosas blancas o crema son una apuesta segura.

GE dijo...

Mi consejo es que no os compliqueis demasiado.
Yo me case el año pasado y lleve un ramo muy sencillo pero chulísimo que escogi esa misma semana en la floristeria en un cuarto de hora porque no soy muy florera la verdad y le encantó a todo el mundo!No penseis mucho en todos los detalles y pasarlo biem que de eso de trata!!

Anónimo dijo...

Hola, felicidades por el blog, pero hay algunas cosas que debéis corregir, por ejemplo, el largo del ramo depende directamente del tamaño de la cola, es fisicamente proporcional. El ramo de Mette Marit es un ramo "estola" (no trenzado). Los bouquets pueden ser de tallos cortos o tallos largos, depende mucho del gusto de la novia. Y respecto a los ramos con formas simbólicas se introducen desde los paises del norte. Pensad, que es allí donde se crean los primeros biedermeier, y desde siempre han sido los introductores de tendencias.
Hay otros tipos de ramos que no nombráis, más tipo bolso, paraguas o cetros. Estan muy de moda, y si el florista que lo elabora es bueno, puede ser todo un éxito.
Siempre es bueno qeu haya tensión entre las flores y la estructura, que nunca sean al 50% flores y materiales decorativos. Siguiendo las leyes de proporciones de fibonacci. Siempre un 30% a un 70%.
Lo que es muy aconsejable, es que las flores del ramo sean diferentes a las del resto de la decoración (que no parezca que has cogido unc entro de mesa).
Saludos y adelanteee.