jueves, 27 de agosto de 2009

Un plan perfecto

Mientras que para muchas de nosotras ir de compras es un verdadero placer (comida + tiendas = plan perfecto y no digamos si sumamos el tiempo que le dedicamos a imaginar lo que nos vamos a comprar y lo que bien que nos va a quedar ), para otras muchas no lo es tanto, lo hacen como un mero trámite. ¿Qué hacer para que el día de compras pase de horrible a perfecto?
  • Vete en compañía de alguien objetivo, sincero y paciente. Tiene que ser una persona que se atreva a darte su opinión y que, sobre todo, no tenga prisa por acabar.
  • Elabora un presupuesto. Tienes que tener claro el tope que te puedes gastar.
  • Planifica tus compras. Haz una lista en la que incluyas las cosas que necesitas o que te gustaría comprar.
  • Destina una partida de tu presupuesto a los ¨imprevistos¨, que son aquellas prendas ¨capricho¨de las que te enamoras a primera vista y no son necesarias. Si las encuentras, te tendrás que plantear si puedes comprarlas o si tendrás que renunciar a algo de lo que consideres necesario. Una de ellas es este Dior Phone.

  • Diseña una ruta de tiendas en función de la lista y del presupuesto. Vete a las tiendas en las que tienes más probabilidad de encontrar lo que buscas. Ahorrarás tiempo y evitarás compras innecesarias.
  • Si buscas algo que tenga que combinar con otra prenda, llévala y verás el efecto en la tienda. Saldrás de dudas en un momento y no tendrás que volver otro día.
  • Lleva rópa y calzado cómodo (no significa ir en chandal). Recuerda que tendrás que vestirte y desvestirte muchas veces y si llevas demasiadas prendas o collares te dará más pereza. Lo mismo con los zapatos: evita las sandalias con muchas hebillas o las botas demasiado ajustadas que te cueste ponerte.
  • Una cosa básica, como en el médico: no olvides llevar la ropa interior y las medias o calcetines en perfecto estado. Lo agradecerás.
  • En cuanto al bolso, mejor de colgar, tendrás las manos libres más tiempo para buscar y buscar...

Con todo ésto sólo queda tener suerte para encontrar algo bueno, bonito y barato.....Y si no encuentras nada apropiado no te enfades ni te desesperes. Otra vez será. Piensa en lo que te has ahorrado para comprar algo la próxima vez. No compres nada que no te guste sólo por comprar (aunque haya posibilidad de cambio, seguro que pierdes el ticket), al final, no te lo pondrás. ¿Algún consejo más?

3 comentarios:

YLM-SPAIN dijo...

Yo me apunto a acompañar a cualquiera...;-)

Atenea dijo...

Unos muy buenos consejos. Yo cuando voy de compras intento siempre llevar bailarinas que sean fáciles de sacar para probarme zapatos.
Aunque ahora estoy intentando no gastar en ropa, estos días cayeron 2 vestidos de rebajas de Zara a 5,99...
Besos

Laura dijo...

Buenos consejos, sobretodo el de no desesperes y compres por comprar que luego pierdes el ticket y te lo comes con patatas!