miércoles, 7 de agosto de 2013

Mis reflexiones: de tiendas

Comienzo una nueva sección en la que os iré contando mis inquietudes e intrigas. Así, de repente, según se me ocurran. Seguro que muchos os sentiréis identificados y otros no tanto por lo que se admiten sugerencias.


  • ¿Por qué pedimos consejo en una tienda a una dependienta uniformada. ¿Creéis que si tuvieran buen gusto llevarían uniforme?
  • ¿Por qué en muchas tiendas es imposible mirar? Y si desdoblas una prenda parece que la tienes que comprar. ¿Acaso se supone que somos adivinos?
  • ¿Por qué nos sentimos intimidados por algunos dependientes? ¿No están para vender y si no entramos no hay posibilidad de compra?
  • ¿Por qué nos aterra entrar en una tienda pequeña? ¿Nos sentimos obligados a comprar? 
  • ¿Por qué cuando buscamos una talla pequeña y no la hay nos responden con " pero talla pequeño"? ¿No es más sincero decir que no la han comprado y ganar un cliente a largo plazo en lugar de una compra instantánea?

1 comentario:

Carol Lis dijo...

No tolero cuando entro a una tienda (sea de ropa u otras cosas) y vienen las vendedoras, casi tirándose encima, queriendo vender cualquier cosa si o si.
Soy de las que si necesitan consejo lo piden.
Otra cosa que me molesta es cuando uno se prueba alguna prenda y quizás te queda horriiiiible, pero ella te dice 'te queda divino'! ¬¬

Besos!