miércoles, 7 de febrero de 2018

Secretos de belleza: Drip Dry de OPI

Conocía las gotas de secado rápido  Drip Dry porque las usan en uno de los sitios a los que suelo ir a hacerme la manicura pero, hasta poco, no me decidí a comprarlas.

Mi experiencia hasta ahora ha sido positiva. Me ha sorprendido lo fácil que se echan. Basta con poner una gota sobre la uña para que se extienda rápidamente sin mancharte. En las instrucciones indican que puedes añair varias gotas por uña, pero a mí con una me parece suficiente.

Prometen un secado al tacto en 60 segundos y en cinco minutos de la laca y la primera parte es cierta.

Las he probado con esmaltes de otras marcas y reconozco que para mí funcionan mejor con los de OPI. Con el resto si te las pintas justo antes de irte a dormir, parece que el esmalte no se seca del todo y tienes alguna marca de las sábanas al levantarte, aunque muchas menos que sin haberlas usado.


El frasco viene cerrado con un tapón, que cambias por un gotero cuando las vas a utilizar.

Lo que menos me gusta es el precio. Ronda los 30 euros aunque con descuento se puede conseguir por unos 25. Eso sí, cunde bastante y dicen que no se seca por lo que un frasco dura bastante tiempo.


¿Qué os parecen? ¿Las habéis usado?

No hay comentarios: