miércoles, 16 de septiembre de 2009

Arreglada pero informal

Con el final de las vacaciones toca la vuelta al gimnasio. Dejamos atrás los días de comida, paz y relax. Y para todo hay que estar preparadas. Si cuidamos todos y cada uno de nuestros estilismos, ¿por qué no cuidar uno más?
La ropa ante todo debe ser cómoda y adaptada al tipo de deporte que vas a practicar. Tenemos que tener claro que no es lo mismo ir a clase de spinning que de pilates.
Lo primero que hay que hacer es conseguir una buena bolsa de deporte para llevar la ropa, zapatillas de deporte, neceser y demás artículos. Ten en cuenta que si vas a trabajar en transporte público y no te da tiempo a ir a casa a cambiarte será la compañera de tus estilismos de trabajo, por lo que, en ese caso, deberás olvidarte de las bolsas de promoción si no quieres arruinar el look del día.
Un buen calzado es básico, es una de las partes más importantes y tendremos que prestar una atención especial. Las zapatillas de deporte las escogeremos en función de la clase a la que asistitamos: danza, running, cardio..
Para los deportes de interior lo más adecuado son las mallas, pantalones cortos o pantalones de chándal ligeros (si no quieres marcar tipazo). Olvídate de los gruesos si no quieres morirte de calor. Las marcas deportivas tienen ropa hecha de tejidos cada vez más sofisticados. Nike tiene el tejido Dri FIT que absorbe y expulsa el sudor.
Como parte de arriba, opta por camisetas de deporte de maguita corta, sobre todo al principio cuando todavía no controlas los ejercicios. Te sentirás más segura. Evitarás tener que preocuparte por lo que enseñas al mismo tiempo que intentas seguir el ejercicio.
Eso sí, una vez más descarta las camisetas de propaganda. Déjalas para dormir. Sólo conseguirás que parezca que no has pisado en tu vida un gimnasio. Si no te quieres arruinar olvídate de Amancio esta vez y apúntante a las marcas de Decathlon (hay auténticos fans).
Para cuerpos de escándalo lo más adecuado son los tops que te permiten libertad de movimiento y te proporcionan una adecuada sujección.


Otra prenda fundamental es el sujetador. Huye de los encajes y demás adornos. Lo más adecuado son los sujetadores deportivos para reducir el impacto y, en su defecto, los de tipo camiseta. Si no queda más remedio opta por los de tirantes lisos sin aro. No es sólo por estética, sino también por seguridad.
Y no te olvides de la parte inferior, ya sabes que esos pantalones no perdonan!!! Los calcetines también deben estar en perfecto estado ya que más de una vez habrá que descalzarse para estirar o para realizar algún ejercicio que no habías previsto.

Un detalle imprescindible: el botellín para llevar el agua o la bebida isotónica para evitar salir corriendo a la fuente cada vez que el profesor nos mande beber. Además, parecerás una profesional.

Y no debemos olvidarnos de las gomas del pelo, prendedores y demás.
¿Algún consejo más? ¿Qué ropa os gusta llevar?

1 comentario:

MqR dijo...

si es q todas tenemos nuestro lado "Hoy no m kiero arreglar" jejeje

bss wapa